Yanira Berríos «no cabe de feliz» por el «obsequio» que le dio Badbunny

La famosa Tiktoker Salvadoreña, Yanira Berríos se sorprendió con un «regalo» que Badbunny hiso para ella. El cantante puertoriqueño de Trap y reggaeton subió un video; donde aparece Berríos bailando a sus historias de ínstagram.

Con esta acción, millones de usuarios de la plataforma vieron por primera vez a la tiktoker salvadoreña y toda la fama que ya estaba menguando de sus redes, volvió a florecer y nuevamente es tendencia en las redes sociales. Esa historia que subió Badbunny donde aparece Yanira Berríos, significó un nuevo motivo de felicidad para la comerciante. La «influencer» también se dedica a vender dulces artesanales, sodas y refrescos.

En Twitter, ella permaneció en el top 1 de los hashtags con mayor cantidad de tuits en El Salvador. Para bien, o para mal, la fama le ha llegado nuevamente a la creadora de contenido de bailes en la plataforma china. Ahora cuenta con casi 2 millones de seguidores y una infinidad de reacciones; como comentarios, likes y compartidas.

También puede interesarle: Por esta razón Mauricio Funes asegura que «No puede ir preso»

Por su parte, el cantante Badbunny no hizo nada más que compartir la historia. Él no se ha pronunciado y, posiblemente nunca lo hará, ya que él suele compartir memes en sus historias de instagram y uno que otro post en su cuenta de twitter.

Sin embargo, como dice el dicho, lo que para alguien es poco, para otros es mucho; en este caso, para Yanira Berríos significa mucho lo que Badbunny hizo con su video.

Video insertado de LPG:

Un breve reportaje de la Prensa Gráfica muestra las reacciones de la Tiktoker salvadoreña, y ella se muestra «nerviosa, feliz, con un poco de miedo», debido al «regalo» que le hizo Badbunny al colgar su video en su perfil de instagram.

¿Será que la fama de Yanira Berríos continuará por un perdiodo más? ó ¿Nuevamente se desintegrará con el tiempo? es algo que nadie sabe, lo que sí sabemos es que ella es feliz haciendo lo que hace (sea lo que sea que haga).

Comentarios