Feminista llama «machista» al aire acondicionado y así la dejan en ridículo

Una concejala española, denunció «micromachismo» en una reunión con algunos miembros importantes del municipio de Alicante, incluyendo al alcalde.

«Bueno, antes de mostrar mi intervención, quería hacer un pequeño paréntesis. No sé por ahí, pero aquí estamos congelados de frío. Eso se llama micromachismo».

El alcalde, confundido, porque la mujer empezó a hablar de un tema que no tenía nada que ver con los asuntos del municipio , sino de que ella no soportaba el frío y por eso llamó «micromachista» a quienes pusieron el aire acondicionado alto.

«Puede buscarlo en internet», argumentó la mujer.

El edil, confundido, le responde «Supongo que es una broma, sencillamente no? […] No, si en internet se encuentra de todo, ese es el problema, lo cual significa que No todo lo que está en internet está justificado. Y si es una broma, diga que es una broma y nos reímos todos y san se acabó. Si lo dice en serio, entonces tendré que reprender a los conserjes, por no se sabe qué micromachismo, a la hora de poner no se saque qué aire acondicionado. A ver si nos dejamos de tanto discurso raro, que a lo mejor, salvo usted, nadie entiende. Por favor, céntrese en el tema».

La, feminista continuó interrumpiendo la reunión municipal con su tema del aire acondicionado machista, y argumentó que hace cuarenta años, el estándar del aire acondicionado se midió usando a un hombre. Sin embargo, olvidó que cinco años más tarde, otra marca de aires acondicionados volvió a hacer la misma prueba, pero con mujeres. Por lo que, no depende del género de la persona, sino, más bien del organismo corporal y a cómo reacciona a la temperatura.

Al final, el alcalde decidió evitar contratiempos para centrarse en temas de verdadero interés para la población de su municipio y apagó el aire acondicionado para no incurrir en «Micromachismo». Y dijo «He pedido a que apaguen el aire acondicionado para no incurrir en el micromachismo y que sudemos todos en igualdad».

«Tenemos otra fisonomía, no sólo los hombres, sino todo el mundo, estimulan de otra forma y ante el terror de ser micromachista, mejor quite el aire acondicionado y sudamos en igualdad, qué forma más inclusiva de compartir fluidos sudoríparos no?» concluyó el alcalde. Mientras que la mujer se volvía cada vez más roja de la vergüenza que estaba pasando.

Comentarios

Facebook Comment